Premio LiberPress Asociaciones 2018

Fundación de Oncología Infantil Enriqueta Villavecchia

La Fundación de Oncología Infantil Enriqueta Villavecchia, constituida en Barcelona en 1989, es una entidad sin ánimo de lucro, de carácter benéfico y asistencial, que tiene como fin la cobertura integral de las necesidades de los niños y jóvenes en tratamiento oncológico en Cataluña y las de sus familias. La entidad nació fruto de la iniciativa de un grupo de personas de la sociedad civil catalana que, sensibles a las necesidades de los niños y adolescentes enfermos de cáncer, impulsaron la creación de una entidad que pudiera dar respuesta a su situación, una respuesta que hasta ahora han ignorado todos los entes de la Administración Pública. 

A partir de un artículo de Josep Maria Puig de la Bellacasa publicado en La Vanguardia, varias personas decidieron impulsar una fundación que pudiera cubrir toda una serie de necesidades de los niños enfermos y de sus familias. Desde entonces, se trabaja incansablemente en este apoyo. Actualmente atiende a más de ciento cincuenta niños (y a sus familiares). La razón de ser de la entidad se basa en la atención integral de las necesidades de los niños y jóvenes enfermos de cáncer y otras enfermedades graves de larga duración, y en el apoyo a sus familias, en todas las fases de la enfermedad, así como en el impulso de los avances en el campo de la oncología y la hematología pediátricas.

Premio LiberPress Asociaciones 2018

La Fundación de Oncología Infantil Enriqueta Villavecchia recibe el Premio LiberPress Asociaciones 2018 por su tarea ejemplar para intentar hacer más soportable y menos abrumador el sufrimiento de los niños y jóvenes víctimas de cáncer y otras enfermedades graves de larga duración, y por acompañar y ayudar en la lucha que diariamente llevan a cabo sus familiares para que todos puedan disfrutar de una vida más digna ofreciendo cuidados paliativos y dándoles asistencia psicológica y social. Su tarea es única y absolutamente necesaria, puesto que suple unas necesidades que son evidentes y que no se satisfacen desde ninguna Administración Pública.