Premio LiberPress Cine 2018

Silvia Venegas

Silvia Venegas (Santa Marta, 1982) es directora, productora y guionista de cine documental. Estudió Historia en la Universidad de las Islas Baleares. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III y máster en Comunicación Audiovisual por la Universidad Antonio de Nebrija. Sus producciones han participado en más de trescientos festivales de todo el mundo y han obtenido más de setenta premios. Fue seleccionada en los Premios de Cine Europeo al Mejor Documental y obtuvo la Biznaga de Plata en la sección Afirmando los derechos de la mujer del Festival de Málaga por Boxing for Freedom (2015). También obtuvo el Premio Goya al Mejor Cortometraje Documental por Walls y fue nominada en esta misma categoría por Paraules de caramel (2016).

Es miembro de la Academia de Cine Europeo. Además de Boxing for Freedom, ha dirigido otros documentales: Nuestra vida como niños refugiados (2018), Kafana (Ja n’hi ha prou!) (2016), Arte por prescripción (2015), Los hijos de Mama Wata (2010) y Los niños diamante de Seydu (2009). También ha producido los cortometrajes Un trabajo de verdad (2015), Walls (2014), La vida más allá de la batalla (2011) y Kosovo, la última cicatriz de los Balcanes (2007). Ha sido seleccionada para participar en el Berlinale Talents Campus de la Berlinale y en el IDFAcademy del Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam (IDFA). En 2007 fundó la asociación Noestamosdepaso de proyectos audiovisuales, dedicada a la creación de documentales de sensibilización social. En 2010, junto con el director Juan Antonio Moreno, creó la productora Making DOC para la producción de documentales.

Premio LiberPress Cine 2018

Silvia Venegas recibe el Premio LiberPress Cine 2018 por su trabajo y compromiso en todos los ámbitos del cine, por su denuncia de las injusticias y por defender los derechos humanos, la dignidad de las personas y la necesidad de paz. Nos muestra, a través de magníficos documentales, tiernos y crudos al mismo tiempo, las imágenes de personas y comunidades vulnerables. Su testimonio gráfico es imprescindible para recordarnos las carencias en las que se debate la humanidad. Es una cineasta muy joven que ha convertido su talento en una herramienta de lucha por un mundo mejor.